Dharma Books

+ Publishing

Facebook

Instagram

Twitter

Cinécdoque, 2017

 

Luis Reséndiz

 

Es propio del ser humano querer escapar de su realidad. Por ese simple hecho, afirma Luis Reséndiz, todos somos potenciales amantes del cine. La crítica cinematográfica, agrega, no es otra cosa que el cultivo cuidadoso de la cinefilia. De ese afán de “regar la semilla” nace el impulso de comparar películas, diseccionarlas y buscar en ellas aquél preciso elemento que nos sumió en el embelesamiento. De ahí nace también el título de esta colección, variante ingeniosa de la palabra sinécdoque: el juego de nombrar una parte por el todo. En la búsqueda de los orígenes de su propia fascinación por el cine, Reséndiz reúne textos en los que toma una imagen, una emoción o una asociación fugaz para, en ellos, trazar las constelaciones de su universo cinematográfico.

¿Cuál es ese universo? El de un crítico que creció en las décadas en las que el cine se vio trastocado en el fondo y la forma (pero con la serenidad intelectual necesaria para observar estos cambios). A contracorriente del purismo de cierta crítica cinematográfica, Reséndiz propone una revaloración de la tendencia de filmar precuelas de cintas “intocables”; plantea que la inmediatez de los tiempos hace válida la noción de un clásico instantáneo; y realiza una cuidada (casi amorosa) disección del llamado blockbuster: el único género, afirma el autor, que actualmente es capaz de conciliar visibilidad y estilo autoral.

Los textos de Cinécdoque aportan una mirada profunda a películas y fenómenos que otros, desde la pereza, consideran ligeros. Más importante, su autor es un defensor acérrimo del ensayo bien meditado. Este libro da prueba de ello y, al hacerlo, también declara: la mejor crítica cinematográfica —la única que permanece— es la que se disfruta leer.

 

Fernanda Solórzano, 2017

 

 

Estación Aldebarán, 2016

 

Rosa Durán

 

 

"Aquí estamos ante una poética radical. Empezamos con un viaje sideral, sostenido en su logrado trabajo de lenguaje –Latín, Troya, Fauna- que se plasma en constelaciones, telúricas & magnéticas [Vallejo dixit] líneas de lírico erotismo. La elípsis de su ritmo aplica una entrega maldita, sensual, piedrestrella; suavidades y orígenes. Olvido y/o rechazo de lo convencional. Porque en su conseguido clasicismo [Helena, Zeus, Tiresias] palpita una sola y la misma lucha hasta nuestros días.

Y –como Rimbaud- Rosa Durán tampoco quiso ser poeta, pero el tiro le salió por la culata: Es una de las grandes, en el centro de un mundo que estalla en mil pedazos; étnicos, históricos, indios, malinches y rulfos. Salve!"

 

Roger Santiváñez

Orillas del río Cooper, New Jersey South, noviembre 2016

Próximamente

 

La posteridad, 2017

Juan Alcántara

 

Balara precedido de Asgar, 2017

Roger Santiváñez

 

Algo tan oscuro que no tiene nombre, 2018

Andrea Alzati

 

Todas las fiestas de mañana, 2018

Miguel Cane

 

Naturaleza muerta, 2018

Miguel Cossio Woodward